Riviera Maya y Cozumel

por  Planeta Buceo
Vota este articulo
(4 votos)

La Riviera Maya se ha convertido en uno de los destinos predilectos para los buceadores españoles y no faltan motivos que justifiquen esta elección.

 

A diferencia con otros lugares del Caribe, las inmersiones en México son de primer orden mundial. Entre otras maravillas cuenta con la segunda mayor barrera coralina del mundo, el sistema de ríos sumergidos más largo del planeta y la mayor concentración conocida de tiburones ballena. Por si fuera poco en los meses de invierno se puede bucear con grupos de Tiburones Toro, una experiencia sólo al alcance de los buceadores más intrépidos. Y todo ello rodeado de un entorno paradisiaco, se puede pedir más...

Hace 65 millones de años la península del Yucatán estaba sumergida bajo el agua, al elevarse por encima del nivel del mar las lluvias tropicales han ido horadando la roca calcárea formando un intrincado laberinto de ríos y lagos subterráneos. En la actualidad este sistema pluvial se ha convertido en un lugar de exploración y aventura para buceadores de todo el mundo, que vienen buscando cuevas inexploradas, aguas cristalinas y restos arqueológicos.

 

La costa este de la península del Yucatán ofrece numerosos puntos de inmersión y, por si fuera poco, justo enfrente, a unas millas, se encuentra la Isla de Cozumel. La isla de las golondrinas fue descubierta para el mundo del buceo por Costeau, que la dio fama mundial a través de sus investigaciones y los documentales que grabó en sus aguas. El impacto que causó en Costeau fue tal que la bautizo con el sobrenombre de “El paraíso”.

 

Otro atractivo de este rincón del Caribe es el encuentro con los cada vez más escasos tiburones. A partir de octubre, frente a las costas de Playa del Carmen, hacen su aparición un nutrido grupo de hembras de tiburón toro con las que se puede realizar un emocionante feeding. Pero si lo que deseamos es tener encuentros con el pez más grande que habita nuestro planeta, tendremos que esperar a los meses de verano y contratar una excursión que nos lleve a las aguas cercanas a Islas Mujeres y Holbox. Durante más de tres meses, los tiburones ballena acuden por decenas para alimentarse y posiblemente reproducirse, lo que da lugar a la mayor concentración conocida de estos animales, según pública National Geographic en un reciente artículo.

 

Si a todo lo anterior sumamos que existen vuelos desde Madrid directos a Cancún, a poco más de una hora en coche de la Riviera Maya, y que la oferta hotelera es variada y de calidad, ya tenemos las claves del éxito de este destino. Para conocer todos más detalles seguid leyendo la crónica de nuestro viaje a la Rivera Maya".

 

Ahora os dejamos un pequeño video de Holbox y sus tiburones ballena.

 

 

 


CRÓNICA DEL VIAJE

 

Como sabéis, en España existen ofertas promocionales para viajar a este destino durante casi todo el año, tanto de agencias de viajes especializadas en buceo como de los grandes mayoristas que cuentan con complejos hoteleros en esta zona del mundo, nosotros hemos visitado dos veces el destino y contratamos con estas últimas. Organizar las salidas de buceo es sencillo y existe una oferta muy amplia y especializada. Eso sí, tened en cuenta que las inmersiones en México son muy caras, por lo que es conveniente mirar detenidamente hasta encontrar los paquetes de inmersiones más económicos posibles. Elegid un hotel cercano a Playa del Carmen, desde esta localidad sale el Ferri a Cozumel y además se encuentran los principales centros de buceo. Una recomendación más, dejad algo de tiempo libre para visitar las ruinas Maya, las playas de Tulum, Cancún y el parqué natural de Xel-Ha, realmente merecen la pena.

Nuestro primer viaje duró quince días y contratamos un paquete de buceo que incluía dos días en la Riviera Maya, dos días en Cozumel, una salida a los cenotes y la excursión para hacer snorkel junto a los tiburones ballena, además tuvimos la oportunidad de bucear un día adicional en los arrecifes de Cancún. Los arrecifes de la Riviera Maya están bien conservados, aunque se nota la presión pesquera a la que se ven sometidos, que se traduce en una falta considerable de peces durante nuestras inmersiones. Aún así, existen inmersiones más que interesantes, por ejemplo, en “Arrecife Tortuga”, donde podremos encontrar decenas de tortugas comiendo mansamente en el arrecife de coral.

 

Cozumel forma parte de la segunda barrera de arrecifes de coral más grande del mundo, esta barrera recorre desde el norte de Isla Mujeres, extendiéndose hasta Belice. En Cozumel encontraremos la formaciones de coral más espectaculares de todo México y aquí sí el arrecife se encuentra repleto de vida. En puntos de buceo como Yucab y Paraíso, se bucea a la deriva e iremos pasando por zonas de arena combinadas con extensiones de coral. Aunque lo que ha dado fama mundial a Cozumel son sus grandes paredes oceánicas del Palancar y Santa Rosa. Aquí el arrecife se extiende verticalmente hacia el abismo, abriéndose innumerables grietas, chimeneas y pasadizos que crean un paisaje espectacular y entretenido para los buceadores, que pueden disfrutar explorando y atravesando muchas de estas oquedades. Durante nuestras inmersiones en Cozumel siempre estuvieron presentes grupos de roncadores, rayas, barracudas, grandes meros, tiburones nodriza y una variada representación de la fauna típica del Caribe.

 

 

Los cenotes merecen una mención aparte. Estas inmersiones se realizan en sistemas subterráneos de agua dulce a los que se accede a través de un pozo o pequeña laguna en mitad de la selva. La mayoría de los cenotes son aptos para cualquier buceador, ya que suelen ser bastante amplios y en algunos de ellos, durante su recorrido, encontraremos salas con aire donde podremos quitarnos el regulador y descansar.

 

Para probar este tipo de buceo elegimos el cenote “Dos Ojos”. Este cenote se extiende al menos 61 kilómetros y fue elegido para rodar en IMAX la película “Viaje al Centro de la Tierra”. La temperatura del agua es de unos 24 °C, la profundidad máxima de unos 10 metros y la claridad del agua es extrema, dando la sensación de que los buceadores no nadan, sino vuelan. Como su nombre indica este cenote tiene dos entradas y se realizan dos recorridos distintos, con una duración de 45 minutos, cada uno. El primero de ellos llega hasta la famosa cueva de los murciélagos que también ha sido utilizada como decorado en películas de Hollywood. En el segundo iremos recorriendo salas y pasillos repletos de estalactitas y estalagmitas que crean unas bóvedas dignas de la mejor catedral del mundo, pero con la ventaja de que las podemos visitar en tres dimensiones, volando de un lugar a otro, todo un espectáculo para los sentidos.

 

Pero si lo que queremos son emociones fuertes y disfrutar de los reyes del océano, lo más salvaje que podemos realizar en el Caribe Mexicano son las inmersiones para alimentar a los tiburones Toro (Carcharhinus leuca). Estos encuentros se producen cerca de la costa, en un fondo de arena, a unos 25 metros de profundidad y a la cita acuden unas ocho hembras, probablemente embarazadas, a las que el divemaster ofrece con la mano cabezas de pescado. Tened en cuenta que los tiburones se acercan a la costa de noviembre a febrero y que en 2010 desaparecieron durante varios meses sin ninguna explicación. Más tarde se descubrió que un pescador local capturó ilegalmente a más de 70 tiburones en un sólo día. Los centros de buceo de la zona realizaron la correspondiente denuncia y pusieron en marcha un proyecto para protegerlos. Finalmente, los tiburones regresaron y se han vuelto a producir encuentros con los buceadores. Nuestro consejo es que consultéis si se están produciendo los avistamientos o han terminado todos en la tristemente famosa sopa de tiburón.

 

 

Todos sabemos lo difícil que es tener un encuentro con un tiburón ballena. De este esquivo animal no se conoce casi nada, excepto que es el pez más grande que existe y que en determinadas épocas del año se concentran en algunos lugares para alimentarse o reproducirse. En los meses de verano, normalmente de junio a septiembre, en la zona cercana a Holbox, Isla Contoy e Isla Mujeres se produce la mayor concentración de tiburones de ballena del mundo. Los escualos aparecen por decenas y se alimentan de plancton lentamente en la superficie. Pero llegar hasta los tiburones ballena no es sencillo, en nuestro caso nos levantamos a las 3:00 de la mañana y después de tres horas en coche llegamos a Chiquila. Desde este pequeños pueblo parten los barcos hacia la isla de Holbox. Esta pequeña y salvaje isla, está fuera de los destinos turísticos tradicionales, por lo que solo encontraremos aventureros y apasionados de los deportes náuticos, en especial el kitesurf. En Holbox desayunamos y nos dieron un pequeño briefing para garantizar explicarnos como realizar el acercamiento a los escualos molestándolos lo menos posible. El secreto es no interrumpir el nado de los animales y desplazarnos paralelos a ellos. Ya estábamos listos para partir, así que salimos desde una preciosa playa de color verde turquesa y en menos de una hora ya estábamos con el primer tiburón.

 

 

 

La manera de proceder era sencilla: saltábamos al agua de dos en dos, con nuestros equipos ligeros, e intentábamos seguir a los escualos el mayor tiempo posible, en apnea o nadando en la superficie, lo malo era que rápidamente nos dejaban atrás. Por lo que nos contaron la visibilidad del agua es imprevisible en nuestro caso a primera hora el agua estaba bastante verdosa y no habría más de 10 metros de visibilidad, pero según trascurrió la mañana mejoró bastante. Al final nuestra excursión resultó incluso mejor de lo esperado, pensad que los avistamientos de tiburón ballena suelen ser momentos fugaces que dejan un recuerdo imborrable, así que haceros a la idea de lo son tres horas nadando con un montón de ellos… Si quieres saber más sobre esta actividad puedes leer el "relato completo en pdf".

 

Antes de terminar comentaros que en el Caribe Mexicano existen un montón de zonas arqueológicas que muestran el legado Maya. Tulum es uno de los pocos templos Maya situado junto a la costa, además de las bellas ruinas se puede disfrutar de una de las playas más bellas del mundo.

 

Tampoco podemos irnos de Mexico sin conocer las ruinas de Chichén Itzá, esta zona arqueológica fue inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988. El complejo se encuentra situado en medio de la selva y está presidido por la Pirámide de Kukulcán. No perdáis la oportunidad de visitar estos monumentos porque son verdaderamente espectaculares.

 

Nos vemos en el próximo destino, hasta pronto...

 

 


Os dejamos información de interés para que podáis organizar vuestro viaje. Si tenéis alguna duda o pregunta, podéis utilizar los comentarios o el foro e intentaremos resolverla entre todos.

 

 

Informacion adicional

  • Clima:
    Húmedo de septiembre a enero. En invierno temperaturas medias de 20ºC y en verano de 30ºC a 40ºC. Pueden producirse huracanes de junio a noviembre.
  • Idioma: Idioma oficial el castellano, en algunos centros de buceo Inglés.
  • Temperatura agua:
    Raramente baja de los 26ºC en invierno y 28ºC en verano. Los cenotes a 24 ºC. La combinación de un 3 mm y chaleco de calor o un 5 mm.
  • Moneda: El peso mexicano, pero aceptan euros y dólares.
  • Mejor temporada:
    Se puede bucear durante todo el año.
  • Visibilidad:
    Excelente, tanto en la mayoría de los cenotes como en Cozumel.
  • Electricidad: La electricidad son 110 voltios, enchufe plano.
  • Nivel de buceo:
    Aconsejable nivel avanzado para disfrutar del buceo a la deriva y los cenotes.
  • Como llegar:
    Madrid-Cancún (Vuelo directo) y uno 60 kilómetros por carretera desde el Aeropuerto a Playa del Carmen.
  • Documentación :
    Pasaporte con valides de 6 meses. Si el viaje se realiza por EE.UU pasaporte electrónico-biométrico, con la misma validez, y tramitar por Internet el ESTA (Autorización Electrónica de Viaje).
  • Direcciones de interés:
Mas en esta categoria: « New Providence, Bahamas