Imprescindible, 10 consejos para tratar un accidente disbárico

Vota este articulo
(1 Voto)

Os dejamos algunos procedimientos y consejos que pueden marcar la diferencia entre una tragedia o un final feliz.

Como bien sabemos todos los buceadores existen dos tipos de lesiones relacionadas con la presión que pueden nos pueden afectar en la práctica del submarinismo: la sobrepresión pulmonar y la enfermedad descompresiva, también conocidos como lesiones disbáricas. Sobre el terreno es difícil distinguir entre los dos tipos de accidentes y tampoco es especialmente relevante ya que los síntomas y el tratamiento de primeros auxilios se solapan en ambos casos.

 

Síntomas graves:

• Debilidad inusual.

• Dolor en articulaciones o abdomen.

• Vértigo, dificultad en la visión o en el habla.

• Parálisis, entumecimiento u hormigueos.

• Dificultad para respirar.

• Toses fuertes.

• Sangre o espuma en la boca.

• Disminución o pérdida de consciencia.

• Convulsiones.

• Parada cardiaca.

Síntomas leves:

• Fatiga.

• Erupciones cutáneas.

• Picores.

• Mareo, nauseas.

 

Por tanto, si creemos estar ante un accidente de este tipo es muy importante la primera intervención que se realice para minimizar la gravedad de las lesiones.  Recuerda, para actuar en caso de emergencia debemos mantener la calma – Párate, respira y piensa -

 

longimanusOs dejamos 10 procedimientos que pueden ser de gran ayuda en caso de accidente.



1. Nunca intentaremos recomprimir a un buceador con lesiones disbáricas volviendo a meter al paciente en el agua.

2. Tumba al paciente sobre su costado izquierdo (posición de seguridad) con la cabeza sujeta. Aconséjale que no se siente durante los primeros auxilios o el traslado.

3. Recomienda al paciente relajarse. Protégele del calor o frío excesivos, humedad, humos nocivos...

4. Recopila toda la información que sea posible sobre el accidente y la victima: síntomas, lesiones, historial médico, perfil/es de las inmersiones realizadas, etc.

5. Organiza la evacuación a un centro médico de manera inmediata. Será de gran ayuda tener apuntados previamente los números de teléfono de emergencias locales, servicios sanitarios y cámara hiperbárica más cercana.

6. Anota los síntomas que puedan ir apareciendo en la victima y la hora a la que se producen.

7.  Si la víctima respira, suministra oxigeno puro al 100%. Si no es posible o se acaba el tanque de oxigeno podemos utilizar nitrox (aire enriquecido en oxigeno), no será tan beneficioso, pero en todo caso no perjudicará.

8.  Si es posible administra líquidos sin alcohol por vía oral.

9. Si hay convulsiones, no reprimirlas. Sólo sostener la cabeza y el cuello.

10. Si el paciente no tiene pulso y no respira, será necesario realizar la reanimación cardiopulmonar (RPC). Se deben aplicar compresiones y ventilaciones con una relación de 30 compresiones (18 segundos) por cada 2 ventilaciones (debe elevarse el pecho de forma visible).