El Hierro. Islas Canarias

por  Planeta Buceo
Vota este articulo
(2 votos)

El Hierro tiene fama de ser el mejor destino de buceo en Europa. Entre sus principales atractivos destaca la claridad de sus aguas, sus paisajes submarinos y la posiblidad de tener encuentros con grandes pelágicos como mantas y tiburones.

 

La más occidental y meridional de las islas canarias fue declarada por la Unesco "Reserva de la Biosfera" y, aproximadamente, la mitad de la isla cuenta con protección oficial. En la actualidad cuenta con una población de 10.000 habitantes, lo que apenas supone un 0,5% de toda la población de Las Canarias, así que visitar el Hierro es como viajar en el tiempo para disfrutar de paisajes prácticamente virgenes y un ambiente tranquilo y relajado.

El pueblecito de la Restinga es la zona más destacada de buceo en la isla y se ha convertido en la puerta de entrada a la reserva marina del "Mar de las Calmas". Aquí se encuentran la mayoría de centros y aunque no cuenta con infraestructura hotelera si existen numerosos apartamentos que se han ido construyendo para dar servicio a los buceadores.

 

La erupción volcánica que se produjo en octubre de 2011 afectó directamente a La Restinga, que era la población más cercana, y tuvo que ser evacuada en varias ocasiones. Existen diversas hipótesis sobre el futuro del buceo en el Mar de las Calmas. Hay quien dice que será necesario buscar zonas de inmersión en otra parte del litoral y quien piensa que la situación se normalizará y que incluso el buceo será de mayor calidad por la regeneración del fondo marino y el atractivo añadido de un nuevo volcán submarino.

 

Pero, ¿qué hace a este lugar tan especial para el mundo del buceo? El Mar de las Calmas está protegido de la corriente fría de Canarias y de los vientos dominantes, conformando una gran zona de aguas tranquilas, con temperaturas más cálidas que su entorno. Es decir, una gran masa de agua de carácter tropical, habitada por especies exclusivas de esta zona. Además, sus fondos son de tipo volcánico y la lava ha formado numerosas cuevas y veriles donde encuentran protección una rica comunidad en flora y fauna.

 

Situada al Suroeste del puerto de la Restinga, "El Bajón" es para muchos la inmersión más famosa del Hierro. Debido a que estas islas no tienen prácticamente plataforma, a unos pocos cientos de metros de la costa nos encontramos con las profundas aguas del Océano Atlántico. Es entonces, a unos cien metros de profundidad, cuando asciende una montaña submarina, que destaca por la cantidad y variedad de fauna que la habita y por la visita de pelágicos como medregales, gallos, mantas y, como ocurrió en 1999, el mítico Tiburón Ballena.

 

Para conocer todos los detalles de la organización del viaje sigue leyendo la crónica de la visita que realizamos al Hierro. Ahora os dejamos nuestro video para que disfrutéis de las maravillas que ofrece el Mar de las Calmas.

 

 

 

 

CRÓNICA DEL VIAJE

 

Después de ganar un Accésit en el I Concurso de Relatos de Buceo, organizado por viajesdebuceo.com, recibimos un bono de inmersiones del club Bentos Buceo. Ya teníamos la excusa perfecta para realizar nuestra segunda visita a las aguas del Hierro, en esta ocasión con nuestros hijos pequeños de 1 y 3 años.

 

El Hierro es un destino bastante asequible. Los vuelos, Madrid-Tenerife y Tenerife-Valverde, nos costaron unos 200 euros por persona. Y una vez en la Restinga la mayoría de los centros ofertan sus apartamentos junto con el paquete de inmersiones. Si además queremos hacer turismo por la isla es aconsejable alquilar un coche, aunque hay que tener en cuenta que cuando empecemos a bucear no es posible salir de la Restinga, ya que debemos superar un desnivel de más de 1000 metros y, lógicamente, no es lo más apropiado si queremos evitar los efectos de la enfermedad descompresiva.

 

 

Si algo caracteriza la vida en la Restinga es la tranquilidad, podríamos decir que no hay mucho que hacer excepto bucear, pasear y disfrutar de la comida típica de la isla. Algo, que por otro lado, puede ser un añadido perfecto si buscamos relajarnos y eliminar el estrés acumulado durante todo el año. Podríamos decir que el buceo sigue el ritmo de la isla: dos inmersiones diarias, sin prisas ni masificaciones, sólo nosotros y la naturaleza. La logística es sencilla, se queda en función de la época del año a las 9:00 ó 9:30, nos cambiamos, montamos nuestros equipos y directos al puerto. La embarcación que se utiliza para bucear es generalmente una zodiac, tampoco se necesita mucho más, ya que los puntos de buceo son cercanos y el mar suele estar tranquilo. Entre inmersiones se realiza un descanso de una hora, que se suele realizar en la misma embarcación, sin necesidad de volver a puerto. Sobre las 2 de la tarde estaremos de regreso y dispuestos a reponer fuerzas con una típica comida Herreña en alguno de los restaurante cercanos al puerto.

La mayoría de los puntos de buceo a los que se puede acceder desde la Restinga están en dentro de la reserva del Mar de las Calmas, pero también podemos navegar hacia el este y realizar inmersiones de gran nivel fuera de la reserva. Cousteau dijo que “los hombres no pueden volar, los buceadores sí” y esto se puede comprobar en "Baja de Bocarones", un precioso buceo donde se desciende a un fondo de 35 metros y se llega a un gran roque que asciende verticalmente hacia la superficie. En las zonas más profundas encontraremos coral negro y una cueva repleta de jureles, mientras que en la parte superior podemos observar toda la vida característica de estas aguas: viejas, chopones, gallos, medregales, trompetas, meros, jureles, fulas, etc. ;

 

 

En el Hierro existen muchas posibilidades de tener encuentros con grandes pelágicos, que visitan estas aguas en sus viajes oceánicos. Desde hace unos años, en los meses de verano, una gran hembra de tiburón solrayo de 4 metros de largo visita las costas del Mar de las Calmas y hace las delicias de todos los buceadores que se cruzan con ella. Nosotros no tuvimos tanta suerte, pero en nuestra última inmersión en “Punta Restinga”, mientras esperábamos al borde de un pequeño acantilado, apareció un precioso ejemplar de Mobula Tarapacana o como dicen los isleños "Maroma". Durante más de 5 minutos estuvimos admirando el elegante vuelo de esta gran Manta Raya que nos hizo disfrutar de lo lindo. Un inmejorable recuerdo para nuestro último día de buceo.

 

Nos vemos en el próximo destino...

 

 

Informacion adicional

  • Clima:
    Subtropical bastante arido, por lo que no se producen muchas precipitaciones. La temperatura nunca descienden de los 16º C, mientras que la temperatura media ronda los 22º C
  • Idioma: Castellano
  • Temperatura agua:
    Entre 18º C en invierno y los 24º C en verano.
  • Moneda: Euro
  • Mejor temporada:
    Se puede bucear durante todo el año, aunque muchos centros de buceo cierran en Enero.
  • Visibilidad:
    Excelente, pudiendo llegar a los 40 metros.
  • Electricidad: 220 V - 50 Hz. Enchufe europeo
  • Nivel de buceo:
    En algunos puntos podemos encontrar corrientes de moderadas a fuertes. Pero hay puntos de buceo aptos para todos los niveles.
  • Como llegar:
    Vuelos: Madrid-Tenerife Norte, Tenerife Norte-Valverde. Una vez en el Hierro, lo más cómodo es alquilar un coche para ir a la Restinga.
  • Documentación :
    Españoles y residente CE
    DNI. No olvidar la titulación de buceo y el seguro.
  • Direcciones de interés:
Mas en esta categoria: « Faial, Azores