Tubbataha, Filipinas

por  Planeta Buceo
Vota este articulo
(1 Voto)

Con alrededor de 7100 islas e islotes, de los cuales sólo 2000 están habitados, las Filipinas formar el segundo archipiélago más grande del mundo y sus costas limitan con casi 34000 kilómetros cuadros de coral.

 

Su ubicación estratégica entre el mar de la China Meridional y el Océano Pacífico hace que la zona cuente con la mayor diversidad de especies marinas del mundo y este considerada por muchos científicos el lugar donde la mayoría de los organismos marinos del Pacífico evolucionaron antes de extenderse para colonizar otros océanos.

 

En medio del Mar de Sulu se encuentran Tubbataha. Estos arrecifes, que son la joya de Filipinas, se convirtieron en el Tubbataha Reef Nacional Park en 1988 y fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1993. Su situación alejada de la costa, la protección oficial que han recibido y su difícil acceso han conseguido mantener estos arrecifes en un estado excepcional.

En realidad, Tubbataha son dos extensos atolones denominados North y South, que están separados por un canal de 7 kilómetros de distancia. En el atolón norte se encuentra la isla de los pájaros y la estación Ranger, que cuenta con un pequeño destacamento de militares que vigilan el parque. En el atolón Sur existen varios cayos y un gran faro construido por los británicos.

 

Para conocer todos los detalles de la organización del viaje sigue leyendo el apartado la crónica de nuestra estancia en Filipinas. Ahora os dejamos el vídeo que grabamos para que disfrutéis de las maravillas que ofrece Tubbataha.

 

.

 


CRÓNICA DEL VIAJE A TUBBATAHA

 

El sorteo de un viaje cedido por Buceo Filipinas a la página web Sensaciones hizo posible nuestra visita a Tubbataha. La fortuna nos acompañó y conseguimos una plaza gratis y un descuento del 50% para un acompañante. Únicamente tuvimos que contratar nuestros vuelos a Manila y ponernos en manos de Carlos Trabal, gerente de Buceo Filipinas, que se encargó de organizar todos los detalles del viaje: vuelos internos, traslados, etc. Por si fuera poco, el trato que recibimos de Buceo Filipinas durante nuestra estancia fue exquisito y nos hicieron sentir como en casa. Un verdadero placer conocer gente como Carlos.

 

Una vez en Manila, y después de pasar una noche en la capital, cogimos un vuelo interno a Puerto Princesa, en la isla de Palawan. Como llegamos pronto a nuestro destino y teníamos prácticamente todo el día libre decidimos realizar una excursión a otras de las maravillas que albergan estas islas: el Palawan Underground River. O lo que es lo mismo, el río sumergido navegable más largo del mundo. El recorrido por las galerías dura una hora aproximadamente y si te gustan las cuevas la experiencia merece la pena, no en vano el lugar estaba nominado para ser una de las siete maravillas naturales del mundo.

 

Por la tarde embarcamos en el que iba a ser nuestro hogar durante los próximos 6 días, el Borneo Explorer. Este barco pertenece a la flota Expedition Fleet y sorprende por el gran tamaño de su casco de acero. El interior es sobrio pero cómodo y está perfectamente equipado para desplazarnos a zonas remotas de buceo. Ya por la noche comenzó la travesía que separa Puerto Princesa de Tubbataha. En total 182 kilómetros que recorrimos con una mar algo picada e intentado dormir lo que podíamos para estar lo más frescos posibles durante nuestro primer día de buceo. Al día siguiente, a las 7:00 de la mañana, estábamos dispuestos a realizar la primera de las cinco inmersiones que teníamos programadas cada día. La logística del buceo era muy sencilla: dos grupos de 8 buceadores y un divemaster, cada grupo con una embarcación auxiliar que utilizábamos para desplazarnos a los puntos de inmersión. Teniendo en cuenta la extensión de estos dos atolones es prácticamente imposible encontrar a otros barcos o buzos durante las inmersiones, lo que nos permitió disfrutar de una sensación de aislamiento y contacto con la naturaleza que nos permitío imaginar cómo eran nuestros mares antes de que el hombre colonizará todo el planeta.

 

Durante cinco días exploramos los puntos de inmersión más destacados de Tubbatahha, dedicando dos días al Atolón Sur y el resto al Norte. El tipo de buceo que se practica en ambos es similar, aunque con diferencias en función de la zona donde nos sumergíamos. En inmersiones como Malasyan Wreck o Wall Street, la visibilidad era menor y el agua contenía gran cantidad de plancton, lo que propiciaba el encuentro con pelágicos como las Mantas Rayas. Todo un espectáculo ver a estos grandiosos animales planeando sobre el arrecife y dando giros mientras se alimentan.

 

 

En el lado opuesto de los atolones disfrutábamos de aguas cristalinas y bellas paredes verticales repletas de gorgonias y corales de todo tipo. Aquí el buceo se realiza a la deriva siguiendo la dirección de la corriente. Un buceo sencillo que permite explorar una gran extensión de arrecife mientras nos cruzábamos con tiburones, bancos de carángidos, tortugas, bonitos, napoleones y multitud de pequeños peces de arrecifes. Debemos tener en cuenta que nos encontrábamos en uno de los vértices del llamando “Triangulo de Coral”, el territorio con mayor biodiversidad del mundo.

 

  

 

Logicamente todo no iba a ser buceo y también hubo tiempo para la diversión y la fiesta. Imaginaros una pequeña lengua de tierra en medio del Mar de Sulu, gente joven de varios países, alguna copita que otra y ganas de divertirse. En definitiva, una gran viaje y una maravillosa experiencia que nos permitió descubrir uno de los arrecifes más bellos del planeta.

 

Nos vemos en el próximo destino...

 

 

 


Os dejamos información de interés para que podáis organizar vuestro viaje. Si tenéis alguna duda o pregunta, podéis utilizar los comentarios o el foro e intentaremos resolverla entre todos.

 

Informacion adicional

  • Clima:
    Estos arrecifes sólo se pueden visitar de Marzo a Junio cuando el clima es más tranquilo en Filipinas. Por lo general nos encontraremos con días soleados y temperatura agradable debido a la brisa del Mar
  • Idioma: El Tagalo, que cuenta todavía con algunas palabras en Español. En todo el país se habla como segunda lengua el Inglés.
  • Temperatura agua:
    Entre 28º y 30º. Si no eres muy friolero puedes bucear en bermudas y chaleco de calor.
  • Moneda: El Peso Filipino. Aceptan euros y dólares. Aconsejable conseguir pesos para los gastos locales y las tasas del aeropuerto.
  • Mejor temporada:
    De Marzo a Junio cuando el clima es más tranquilo en Filipinas.
  • Visibilidad:
    Excelente, pudiendo llegar a los 40 metros. Algunas corrientes pueden producir a floraciones de plancton que pueden empeorar la visibilidad pero aumentan las posibilidades de ver mantas y otros filtradores.
  • Electricidad: La electricidad son 210 voltios, pero el tipo de enchufe es plano (americano).
  • Nivel de buceo:
    Debido al aislamiento de estos arrecifes y a la posibilidad de encontrarnos fuertes corrientes es aconsejable un nivel avanzado.
  • Como llegar:
    Vuelos Madrid - Manila (Filipinas) - Puerto Princesa, Palawan (Filipinas). Desde Puerto Princisa parte el crucero hacia los arrecifes de Tubbataha.
  • Documentación :
    Pasaporte en regla con validez mínima de 6 meses. No se requiere visado para estancias inferiores a 22 días.
  • Direcciones de interés:
Planeta Buceo

Ultimos articulos de Planeta Buceo

Temas relacionados (por etiqueta)

ir arriba