Maldivas

por  Planeta Buceo
Vota este articulo
(5 votos)

Las Maldivas son sinónimo de paraíso y uno de los mejores lugares del mundo para practicar el submarinismo.

 

El archipiélago de las Maldivas tiene oficialmente 1190 islas distribuidas en 26 atolones, diseminados en 830 kilómetros de largo y unos 130 kilómetros de ancho. Más de 800 de estas islas están completamente deshabitadas. Su origen es totalmente coralino y se sustentan en una meseta submarina que tiene en algunos puntos más de 4000 metros de profundidad. Debido a su posición aislada en mitad del Océano Indico, lejos de la costa y la contaminación, sus aguas cristalinas se han convertido en un verdadero acuario natural.

 

Los atolones que forman las Maldivas son formaciones calcáreas de forma circular creadas por los pólipos de coral. Cuando estas formaciones llegan a la superficie forman una laguna de agua azul turquesa que contrasta con el azul profundo del océano. Ya sólo es cuestión de tiempo, la arena coralina que se acumula en la parte superior y las semillas que viajan por el océano terminan el trabajo y crean uno de los paisajes más espectarculares de la naturaleza.

Actualmente existen más de 75 islas con instalaciones turísticas y cada una de ellas tiene acceso a una media de 40 puntos de buceo distintos. Eso sí, hay que tener en cuenta que entre los cientos de kilómetros de arrecifes existen sitios especialmente destacados y otros más modestos, por lo que es importante la elección del complejo turístico y su motivación por hacer llegar a los buceadores no sólo a los puntos locales, sino a otros lugares más lejanos de especial interés. Teniendo en cuenta esto último una de las mejores formas de visitar las Maldivas es realizar un crucero de buceo. Los liveaboard nos permiten explorar una zona mucho más amplia y sus tripulaciones conocen a la perfección los puntos de buceo estrella del archipielago.

 

Lo que está claro es que con tal inmensidad de arrecifes existen infinidad de posibilidades de buceo. Uno de los más característico es el buceo en los canales que atraviesan la estructura del arrecife y unen la laguna interior con el oceano. El espectáculo está garantizado las mantarrayas se mantienen inmoviles en la corriente, con la boca abierta filtrando las aguas ricas en nutrientes. Pero existen muchos tipos más y la pista para saber qué inmersión vamos a realizar la encontramos en el nombre de cada punto de buceo. Por ejemplo, "Maaya Thila", nombre de una de las inmersiones más famosas de Maldivas, contiene la palabra "Thila" que quiere decir arrecife que termina entre 8 y 10 metros bajo la superficie presentado generalmente fuertes corrientes. Y así con el resto: "Giri", arrecifes que alcanzan la superficie o están a punto de hacerlo. "Faru" son arrecifes alargados y "Kandu" los famosos canales que os hemos comentado.

Más allá de las lagunas, las paredes exteriores del arrecife descienden hasta profundidades abisales. Expuesto a las fuerzas del mar abierto, el crecimiento del coral en estas caídas es más limitado, pero la variedad y cantidad de peces es espectacular dando lugar a una explosión de vida difícil de igual en cualquier otro lugar del mundo.

 

Todo esto y mecho más son las Maldivas, así que si deseáis conocer cómo organizamos y qué tal nos fue en las Maldivas, continúa leyendo el siguiente apartado "Nuestro viaje a Maldivas". Ahora os dejamos un video de Francisco Bustos para que disfrutéis de las maravillas que ofrecen estas islas del Índico.

 

 

 

NUESTRO VIAJE A MALDIVAS

 

Cada vez que pensabamos en visitar las Maldivas nos surgía la duda de qué tipo de viaje nos convenía realizar, ¿crucero vida a bordo o resort? Sea cual sea la forma que elijamos para viajar a Maldivas este destino no defrauda. Aun así, intentaremos contaros los puntos fuertes de ambos conceptos de viaje.

 

Male, la capital del país, se encuentra a unas 14 horas de vuelo desde España. Un  largo viaje que se afronta con la ilusión del que sabe que en unas horas estará en disfrutando de un destino de ensueño. Si hemos elegido la opción de realizar un crucero a nuestra llegada vendrán a recogernos algún representante de la tripulación que se encargará de organizar el transfer al que será nuestro hogar durante los próximos 7 días.  Los liveaboard por estás latitudes suelen hacerse en barcos de grandes prestaciones y cuentan con una tripulaciones profesionales y agradables que harán todo lo posible para que pasemos unos días inolvidables. Además el barco principal siempre va acompañado de una embarcación auxiliar denomina "Dhoni". En el Dhoni se encuentran los compresores y nuestro equipo, por lo que cumple a la perfección la función de aislarnos del ruido, la humedad y liberar espacio en el barco principal.

Por regla general en Maldivas se suelen realizar 3 inmersiones al día dentro de las cuales se incluyen varias nocturnas. La variedad de inmersiones que se pueden realizar durante un crucero es muy amplia, pero quizás, las más emocionantes, son las que se realizan en los canales que comunican el interior de los atolones con el océano. Según las mareas y las fases de la luna, el agua discurre de fuera a dentro del canal y viceversa, y en estas corrientes, mientras nos dejamos arrastrar, es cuando podemos ver todo el esplendor del mundo submarino de las Maldivas. Otro atractivo del buceo en Maldivas son los tiburones y en la década de los años 80 los feeding con tiburones grises alcanzaron fama mundial.

 

En la actualidad esta práctica está prohibida, pero eso no quiere decir que los escualos hayan desaparecido, muy al contrario, estas islas siguen siendo uno de los mejores lugares del mundo con varias especies de escualos. Entre los más frecuentes se encuentran los tiburones de arrecife grises y punta blanca, y algo más ocasionales, los tiburones de punta plateada, de punta negra, leopardo, nodriza y martillo. Aunque si preguntamos a cualquier buceador cuál es el encuentro más deseado, la mayoría contestará sin vacilar que el premio gordo es el encuentro del esquivo tiburón ballena. Pero en un océano tan inmenso ¿cuál es el mejor lugar para buscar al pez más grande del mundo? La respuesta a esta pregunta está en las corrientes que se encargan de transportar las nutritivas aguas con abundancia de plancton que circulan del interior a la zona externa de los atolones. Los tiburones ballena lo saben y suelen visitar la esquina sur del atolón de Ari. Así que con un poco de suerte y el mar en calma es posible detectar su gran aleta dorsal fuera del agua. Una vez encontrado nuestro objetivo sólo tenemos que lanzarnos en mitad de su trayectoria y aletear junto a él todo lo que se posible para disfrutar al máximo de su presencia.

 

Otro de los momentos más esperado para todos los integrantes de un crucero son las inmersiones con mantas. La mantarraya o manta gigante (Manta birostris) es la más grande de las rayas y puede llegar a medir 8,4 metros de envergadura y pesar alrededor de 1.400 kilogramos. Se cree que más de 10.000 de estos animales viven en las Maldivas durante todo el año y que emigran de un lado a otro de los atolones dependiendo de los monzones. Los expertos guías de las Maldivas tienen perfectamente localizadas las zonas del arrecife donde los peces limpiadores desparasitan a sus huéspedes, así que los encuentros con las mantas están prácticamente garantizados en cualquier epoca del año.

 

Bueno, como veis, un crucero vida a bordo nos permite conocer un extensa zona y realizar un variado tipo de inmersiones, pero no terminan aquí sus servicios, también nos organizarán excursiones a tierra para conocer cómo se vive en estas islas y dependiendo del crucero, realizar una cena disfrutando de una bella playa iluminada por miles de estrellas. En definitiva, podemos decir que estamos ante uno de los viajes más completos que se pueden realizar en el mundo del submarinismo. Entonces, ¿cuáles son los inconvenientes de realizar un vida a bordo? La respuesta es difícil de explicar si no hemos vivido unos días en una idílica isla que se asemeja al jardín del edén, os contamos...

 

Pernoctar en las islas resort de las Maldivas se convierte en la mejor opción cuando viajamos acompañados de la familia o amigos que no practiquen el buceo. Existen algunas diferencias en la logística del viaje y en la organización del buceo, pero en su mayoría  pueden suponer la oportunidad de realizar actividades que no podríamos realizar durante un crucero, como por ejemplo desplazarnos en hidroavión para trasladarnos a nuestro hotel o realizar snorkel y buceo ilimitado en el house reef de nuestra isla.

 

 

Debemos tener en cuenta que alojarse unos días en un resorts no suele ser una opción precisamente económica, si bien es cierto que existen distintas categorías y servicios que pueden hacer que varía el precio sustancialmente. La foto que os hemos dejado es de Kuramathi un buen ejemplo de resort con distintos tipos de alojamiento y unos precios asequibles. El snorkel que podemos realizar aquí es impresionante, las instalaciones están perfectamente integradas en la frondosa vegetación tropical, las playas son de fina arena blanca, el agua de un increíble azul turquesa y cerca de la orilla nos espera un maravillo jardín de coral repleto de peces tropicales. A todo esto debemos añadir una cocina exquisita, un excelente SPA y las exclusivas watervillage, preciosas habitaciones construidas sobre el agua.

 

El centro de buceo de Kuramathi es muy profesional y nos da acceso a los mejores puntos de buceo del atolón de Rasdoo y Ari. En las dos ocasiones que nos hemos alojado aquí organizaban tres inmersiones diarias, alternando una los días de buceo en sitios cercanos con los denominados “safaris”, que no son otra cosa que excursiones de un día completo que nos permiten visitar puntos más alejados y de especial interés, como por ejemplo las reservas marinas de Maaya Thila ó Fish Head en el atolón de Ari.

 

Si después de todo lo que os hemos contado estás pensando en visitar las Maldivas debes saber cual es la mejor fecha para visitar estas islas. En esta parte del Indico existen dos periodos monzónicos que marcan la meteorología. Un monzón húmedo de mayo a noviembre (coincide con el periodo de vacaciones que tenemos la mayoría de los mortales) y otro seco de Diciembre a Abril con menor probabilidad de precipitaciones. Si no podemos viajar en este último, el dilema que se nos plantea es si merece la pena viajar a las Maldivas en Julio o Agosto. Bueno, eso será una decisión personal, pero nosotros hemos viajado varios años en Julio y hemos tenido un tiempo fantástico que nos ha permitido disfrutar a tope del mar y del buceo.

 

Como veis las posibilidades son atractivas y variadas, ahora solo queda ahorrar un poco y organizar nuestro soñado viaje. Nos vemos en el próximo destino, hasta pronto...

 

 

Informacion adicional

  • Clima:
    De diciembre a abril, durante el monzón del noreste, las limpias aguas del océano fluyen hacia el atolón y la visibilidad suele ser excelente, mientras que los canales del lado oeste se ven concurridos por mantas y tiburones ballena. De mayo a diciembre, durante el monzón del suroeste, sucede lo contrario y podemos encontrar mantas y ballenas en el lado este. A pesar de los monzones el clima es cálido durante todo el año, siendo la mínima de unos 23º C y la máxima no superior a los 33º C.
  • Idioma: La lengua oficial es el Dhivehi. Existen cruceros en castellano y en las islas turísticas se habla Inglés.
  • Temperatura agua:
    Más de 26ºC de mayo a octubre y 30ºC de noviembre a abril.
  • Moneda: Aceptan euros y dolares
  • Mejor temporada:
    Todo el año. Los meses de marzo y abril son especialmente buenos ya que la visibilidad es buena, los mares están en calma y los días son soleados.
  • Visibilidad:
    Excelente todo el año, aunque a veces se puede ver afectada por las corrientes y la floración de plancton. Medias entre 20 y 40 metros.
  • Electricidad: 220 / 240 voltios. En algunos resort pueden tener enchufe tipo inglés (3 patas)
  • Nivel de buceo:
    Debido a que muchas de las inmersiones se realizan en los canales que se forman entre las islas, es normal que se realicen con fuertes corrientes, por lo que es aconsejable tener una titulación avanzada o experiencia previa en este tipo de buceo.
  • Como llegar:
    Nuestro consejo es volar con Qatar Airs. Madrid-Doha y Doha-Male. Una vez en Maldivas los operadores que hayamos contratado organizan los traslados.
  • Documentación :
    Pasaporte en regla con validez mínima de 6 meses. No se requiere visado para estancias menores a 30 días.
  • Direcciones de interés:
Mas en esta categoria: Kho Similan. Tailandia »