Domingo 11 de Marzo de 2012 20:17

Banco Chinchorro puede ser Patrimonio de la Humanidad

por  Planeta Buceo
Vota este articulo
(1 Voto)

El paraíso existe y la Unesco puede declararlo Patrimonio de la Humanidad en Julio. Desde Planeta Buceo todo nuestro apoyo.

En Julio de este año comienzan las deliberaciones para incluir los arrecifes en la selecta lista de espacios naturales catalogados como Patrimonio de la Humanidad. Pero ¿qué hace de Banco Chinchorro un sitio tan especial?

 

Esta reserva de la Biosfera, situada a 32 kilómetros de la costa continental en el Caribe mexicano, es un sitio de aguas cristalinas, una ventana hacia la flora y fauna marinas, habitada también por barcos que hace años encallaron ahí, adhiriéndose al ecosistema multicolor.


La conformación del Banco de Chinchorro es de forma elíptica. De hecho, es la segunda cadena de arrecifes más grande del mundo y es la isla coralina más extensa de México. La superficie total es de 144 mil 360 hectáreas, con cuatro zonas arenosas emergidas: Cayo Norte, que se divide en dos áreas de 0.9 kilómetros cuadrados; Cayo Lobos, ubicado en el extremo Sur, con 0.2 kilómetros cuadrados y Cayo Centro, con 5.6 kilómetros cuadrados. En este último habitan alrededor de 200 pescadores.

Al norte, la profundidad alcanza los dos metros, mientras que en el Centro llega a cuatro metros y en el Sur hasta 10. De Norte a Sur, el banco arenoso se extiende 46 kilómetros de largo por 15 kilómetros de ancho. En su centro guarda celoso un enorme arrecife lleno de vida.

Existen praderas de pastos marinos del tipo Thalassia testudinum y Syringodioum filiforme; algas del género Laurencia, Lobophora, Penicillus y Udotea; algunos cabezos se asoman, culpables del encallamiento de barcos; también hay vegetación como el mangle rojo y los cocales, así como arbustos Sikimay, entre otras miles de especies.

La fauna que existe en este lugar corresponde a siete tipos de corales, la langosta espinosa y el caracol gigante. Los peces más comunes son los crómidos, lábridos y loras, entre otras 200 especies. Los tiburones y morenas, también son habitantes de este sitio. Las aves que predominan son migratorias, pero existen algunas que viven allí, como el águila pescadora, el cormorán y el pelícano.

Cayo Norte y Cayo Centro cobran relevancia al ser zonas de desove para las tortugas carey, caguama, laúd y blanca. También los cocodrilos que habitan la región, están protegidos dentro de la reserva.

Para el Banco Chinchorro existe un decreto que declara esta zona como Área Natural Protegida, bajo el carácter de Reserva de la Biosfera, frente a las costas del municipio de Otón P. Blanco, Quintana Roo, desde el 19 de julio de 1996. Esto lo convierte en el sistema arrecifal mejor conservado del país.

Una trampa para los barcos

Puede elegir viajar en una avioneta, gracias a una operadora de aerotaxi denominada Aerosaab. Al elegir el vuelo se hace un recorrido conocido como “tour panorámico” sobre el arrecife, con una duración de 30 minutos. Éste sale desde Playa del Carmen, Chetumal y Cancún.

Para ver de cerca esta maravilla natural, el Banco Chinchorro tiene fácil acceso por vía marítima. Desde Majual y Xcalak, al sur de la Riviera Maya, se aborda un barco que hace un trayecto de dos horas. Sin embargo, los barcos no suelen pasarlo bien en la zona.

Se han localizado por lo menos 18 buques hundidos que datan de los siglos XVI y XVIII, ya sea porque perdieron el rumbo o porque alguna tormenta los arrastró hasta allí. También se observan barcos como el carguero británico “Glenview”, que se hundió en 1960 tras encallar. Lo acompañan al menos otras seis embarcaciones de carga que el óxido y el excremento de gaviotas se han encargado de cobrar por su estadía. Sin embargo, estas naves, cuyos finales fueron trágicos, ahora son testigos de cómo el acero y la madera de los galeones son devueltos a la vida al convivir con los corales.

Bajo el mar

La opción más atractiva en Banco Chinchorro es el buceo. Se puede practicar con seguridad hasta los cinco metros de profundidad, mientras que fuera del anillo el fondo está entre los 10 y 30 metros. Además, en el municipio de Otón P. Blanco abundan los lugares para contratar los servicios de buceo en el arrecife, llevar a cabo expediciones por diferentes sitios en un solo día y practicar la pesca.

En Guadalajara se puede contratar un paquete de expedición que incluye el vuelo directo a Cancún, así como el traslado terrestre hasta Xcalac y un paquete de 12 buceos, proporcionado por la empresa “Océanos, expediciones y buceo”, que ofrece practicar esnorquel, buceo recreativo y técnico. Los detalles y reservaciones se encuentran en www.oceanos.com.mx

¿Cómo llegar?

Hay vuelos directos a Cancún todos los días (de tres mil 500 a cuatro mil pesos, según la temporada y aerolínea). Para llegar a Mahuahual e Xcalac, tomar la carretera federal 307 Chetumal-Cancún hasta Cafetal. Después sigue un camino de terracería que lleva a la costa. Hay hoteles en Chetumal o Cancún.

La diversión

* Volar a Banco Chinchorro por Aerosaab cuesta 255 y 741 dólares por persona, con salidas desde Playa del Carmen y Cancún, respectivamente.

* “Yo Amo Mahahual y Blue Ocean” ofrece diversos paquetes que incluyen bote, equipo, guía, refrigerios y permisos, para al menos cinco personas, cuyo costo por cabeza asciende va de dos mil 290 pesos hasta dos mil 750.

 

Fuente: www.informador.com.mx