Lunes 12 de Marzo de 2012 19:49

El feeding no perjudica a los tiburones

por  Planeta Buceo
Vota este articulo
(2 votos)

El feeding para atraer tiburones tigre no modifica el comportamiento de la especie, cuya área de distribución no se restringe a las zonas de buceo, señalan desde la Universidad de Miami.

El feeding es una práctica que consiste en atraer a determinadas especies de peces, en especial los tiburones, con alimento. Esta actividad cada vez es más popular y miles de buceadores recorren largas distancias para disfrutar de la presencia de los escualos durante sus inmersiones.

 

Esta práctica no está exenta de controversia y también tiene detractores que alegan que modifica el comportamiento de los animales. ¿Pero cómo afecta el feeding a los tiburones?

 

Recientemente se ha publicado un estudio sobre el comportamiento de los tiburones tigre que arroja luz sobre el polémico tema. Cinco investigadores de la Universidad de Miami, los doctores Neil Hammerschlag, Jerald S. Ault, Jiangang Luo, y los estudiantes graduados de Austin Gallagher y Julia Wester, han respondido a la pregunta en un artículo publicado en Functional Ecology, titulado «No muerdas la mano que alimenta: Evaluación de los Impactos Ecológicos del Ecoturismo en un Depredador Marino». «Hemos estudiado dos poblaciones separadas de tiburones tigre: una que se originó en Florida, y otra en las Bahamas», explica Hammerschlag.

 

En un principio se pensó que los tiburones de Tiger Beach se mantendrían cerca de la zona de alimentación a la espera de comida, mientras que los tiburones tigre de Florida, donde el feeding es ilegal, tendrían un área de distribución mayor que los de Tiger Beach. El estudio demuestra que es al contrario los tiburones de Bahamas ocupaban un área de más de 8.500 kilómetros cuadrados. Casi cinco veces más que el tiburón de Florida. «No sólo descubrimos que el aprovisionamiento del ecoturismo no afecta al comportamiento tiburón tigre, sino que los tiburones tigre realizan migraciones de larga distancia en las aguas abiertas del Atlántico. Sus incursiones de alimentación siguen, aparentemente, la corriente del golfo de México -un área de alta productividad biológica donde se concentran las presas de los tiburones-», apunta Ault.

 

Mientras se mantienen polémicas sobre la conveniencia del feeding los tiburones están siendo exterminados de nuestros mares, sin que nadie ponga límites a prácticas como el finning, actividad que consiste en cercenar las extremidades de los tiburones, mientras que el resto del animal se lanza por la borda aún vivo.

 

Está práctica es ecológicamente inviable y económicamente estúpida, ya que los tiburones pueden valer mucho más cuando están nadando cerca de los arrecifes que cuando están en una sopa, según afirman investigadores del Instituto Australiano de Ciencias Marinas. Los científicos calcularon que cada tiburón que habita en la zona protegida en las islas Palau tiene un valor de US$ 1,9 millones. Los beneficios de la pesca de tiburones son mucho menores que el valor económico de mantener a los tiburones vivos. Para calcular el precio del animal vivo, los investigadores consideraron el dinero que invierten los turistas que viajan a esta pequeña nación del Pacífico para bucear junto a tiburones.